La entrevista ADI-R para el proceso diagnóstico de los Trastornos del Espectro Autista (TEA)


Los Trastornos del Espectro Autista (TEA) afectan a quien lo padece en la manera que tienen de relacionarse con el mundo.

El niño o niña que convive con este tipo de trastorno tiene dificultades para ver lo que ve el resto, procesar la información e interactuar de forma recíproca con otras personas, pudiendo presentar patrones de comportamiento, de intereses o de actividades repetitivos con dificultades para hacer frente a cambios inesperados.


Este tipo de trastornos son producidos por una alteración de las distintas funciones del sistema nervioso central, provocando la necesidad de tratar dicha discapacidad de forma específica e individualizada para una adecuada adaptación en todos los ambientes que le rodean (familia, colegio, amigos, etc).

«Estudios internacionales estiman la prevalencia del TEA en torno al 1 por ciento»

De ahí la importancia y la necesidad de mejorar en los diagnósticos a una edad temprana en torno a los 2 años


La importancia del diagnóstico precoz

Realizar un diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento rápidamente puede mejorar el pronóstico de pacientes con TEA.

Este tratamiento debe ser integral y sus profesionales deben estar perfectamente formados y coordinados e interactuar con la familia y con el resto de profesionales del entorno de la persona con TEA.

No hay que olvidar que estos tratamientos deben tener en cuenta las características individuales de cada persona.





Entrevista para el diagnóstico del autismo revisada o ADI-R

ADI-R, Autism Diagnostic Interview Revised según sus siglas en inglés, es una entrevista clínica semiestructurada que permite evaluar en profundidad a todas aquellas personas que presenten sospechas de autismo o algún Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Realizada por profesionales y dirigida principalmente a los padres, madres o cuidadores del paciente, su objetivo es obtener descripciones detalladas de aquellos comportamientos que son necesarios y determinantes a la hora de establecer un diagnóstico de TEA.

El ADI-R se suele complementar con otra entrevista dirigida a la persona afectada, la denominada ADOS-2 (Autism Diagnostic Observational Shedule).


El entrevistador o entrevistadora serán los encargados de realizar las 93 preguntas que componen el ADI-R, dirigidas al cuidador del paciente con TEA.

A través de estas preguntas, el especialista explora tres grandes áreas: lenguaje/comunicación, interacciones sociales recíprocas y conductas, e intereses restringidos repetitivos y estereotipados.

La información recogida durante la entrevista se codifica y se traslada a unos algoritmos, los cuales permiten establecer una evaluación de la situación actual y ayudan a orientar el futuro diagnóstico.

Estos algoritmos pueden ser utilizados de dos formas:

  • Algoritmo diagnóstico: se centra en la historia completa de desarrollo del sujeto evaluado para obtener un diagnóstico a partir del ADI-R.

  • Algoritmo de la conducta actual: las puntuaciones se basan en la conducta observada durante los meses más recientes de la vida de la persona evaluada.



El ADI-R ha demostrado ser muy útil en el diagnóstico y el diseño de planes educativos y de tratamiento.

El ADI-R se trata de un instrumento diagnóstico de gran complejidad en su administración, y ha sido desarrollado especialmente para su uso en investigación-

Es imprescindible para su aplicación la acreditación que certifica haber recibido la formación correspondiente.




94 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El test de Anne y Sally Esta prueba se basa en un estudio realizado por Heinz Wimmer y Josef Perner en 1983. Estos dos investigadores diseñaron una prueba con la cual se pretendió evaluar las competen